¿Cuánto generan los impagos en la empresa?

El costo de los impagos pueden dejar a cualquier pyme en mal pie para sus operaciones futuras, ya que por un lado, que existan deudas pendientes de pago implica un costo financiero que existe y debe solventarse de algún modo y por otro, implica tener que trabajar mucho más de lo que pensabas para recuperar ese dinero perdido.

euros

Para solucionar el problema de los impagos, muchas empresas acuden a empresas de cobranza que suman a la suma adeudada, sus gastos de gestión, los cuales tendrá que pagar el deudor en algún momento, una vez que se ejecute un juicio, pero también tienes que considerar mejorar la gestión interna de tu empresa para evitar los impagos. Aquí os daremos algunos consejos para disminuir al mínimo los impagos en la empresa.

Cuánto cuestan los impagos en la empresa

Si sacamos cuentas de cuanto cuesta una deuda para la empresa, podemos ver que una simple deuda de 5.000 euros puede costarle a la empresa unos 50.000 euros, si es que no más, sin siquiera tener en cuenta los costes de intentar cobrar esa deuda.

Si consideras que el impago es de 5.000 euros y tu margen de beneficio es de un 10% (lo que es igual a decir que por cada 100 euros de ventas se logra un beneficio de 10 euros). La cantidad de ingresos por nuevos negocios que necesitarías para cubrir la deuda de 5.000 euros sería de 50.000 euros.

¿Vale contratar una empresa de cobranza?

Cuando ya existen muchas cuentas impagas, lo único que queda por hacer para recuperar los impagos es acudir a una empresa de cuentas por cobrar. A menudo estas empresas son un activo para las pymes, ya que si los deudores pagan de forma oportuna, la pyme tendrá suficiente flujo de caja para gestionar y hacer crecer su negocio.

euros

Si crees que sería mucho más fácil para una empresa no dar crédito a sus clientes, lo cierto es que sin dar crédito hay mas probabilidades que te vayas a la quiebra, ya que los clientes hoy exigen pagar de ese modo y la mayoría de las empresas ofrecen esa modalidad de pago, así que si tu no la ofreces quedas fuera de competencia.

Mejorar la gestión

Una manera de resguardar los intereses de la empresa, es ir revisando constantemente las compras de los clientes antiguos y revisar muy bien los antecedentes comerciales de los clientes nuevos, otorgándoles créditos pequeños al inicio para ir viendo su comportamiento de pago.

Controlar la gestión de los créditos es de vital importancia en las pequeñas empresas, considerando que con los cobros se va alimentando el flujo de efectivo tan necesario para la supervivencia.