¿Cómo reducir el gasto de su empresa?

Las empresas españolas están cada vez más complicadas con la recesión económica, ya que no es fácil aumentar las ventas en tiempos de crisis y a la vez bajar los gastos. Por ello resulta necesario identificar todas las fuentes de gastos, para evaluar si es factible eliminar algunas de ellas o al menos reducirlas. Todo este estudio se puede hacer sin necesidad de contratar empresas consultoras, y para conseguirlo os daremos algunos consejos de expertos en reducción de costes.

recortegastos

Primer Paso:  Información

Identifica las fuentes de gastos: Una forma de comenzar a identificar las fuentes de gastos, es revisando todos aquellos servicios que contratas directamente y aquellos que externalizas y podrías efectuar directamente en la empresa. Algunos de estos servicios pueden ser:

  • Viajes y hoteles:  Hoy con una app puedes adquirir directamente todos estos servicios y hasta con buenos descuentos, usando un computador o celular y así eliminas el costo de las agencias y los intermediarios.
  • Telefonía celular: En toda empresa se puede reemplazar por la telefonía IP.
  • Seguros: Puede que estés sobreasegurado, y hayas contratado en algún momento, más seguros de los que realmente necesitas en tu empresa.
  • Cuentas bancarias: Es mejor consolidar todos los movimientos de la empresa, en una sola cuenta bancaria, para bajar costos de mantención y comisiones, lo mismo se puede hacer con deudas.
  • Gastos básicos: Puede ser que cambiar la bombilla de luz te signifique un ahorro de energía significativo a fin de cada mes.

Analiza la tendencia de gastos: Revisa cómo se han comportado los gastos durante los últimos 12 meses, y pon atención a los meses de gastos muy altos o muy bajos. Cada área de tu empresa debe revisar sus gastos de modo detallado y justificar si son necesarios, si se pueden reducir o posponer.

Segundo Paso: Acciones

Hay varias formas de comenzar a actuar activamente en el proyecto de reducción de gastos. Aquí os daremos algunas ideas para tomar acción:

  • Renegocia con tus proveedores: Los proveedores podrán entender que estás en un momento crítico y necesitas ayuda para reducir tus costes. Puedes fijar una reunión con cada uno de ellos y explicarles que has perdido mercados, que han bajado las ventas y necesitas ofrecer precios más bajos a tus clientes, de lo contrario ellos elegirán a la competencia. Lo que consigas de tu proveedor, puede ser transitorio, con el compromiso de volver a las mismas condiciones del inicio una vez que pase el mal tiempo.
  • Usa las redes sociales: Hoy hay muchas herramientas gratuitas para efectuar funciones clave de una empresa, tales como reclutar personal o efectuar estudios de mercado. LinkedIn es una red muy efectiva para efectuar reclutamiento y así se evita el costo de los intermediarios. Facebook tiene herramientas para hacer campañas promocionales, encuestas y estudios de mercado. A través de las redes también te puedes enterar más rápido de quejas y reclamos que existan en contra de tus productos.
  • Incentiva a tus trabajadores: En los malos tiempos, es complicado ofrecer un aumento salarial, pero este problema puede compensarse ofreciendo a los empleados, la posibilidad de tener beneficios no monetarios, tales como jornadas de teletrabajo un día de la semana o acceso a un curso de formación que les interese y estén subvencionados o sean gratis para las empresas.
  • Presupuestar los gastos: Cuando tengas claro cuáles son tus costos fijos y variables, tus costos evitables y los que se pueden posponer, haz un presupuesto.

Tercer Paso: Controlar y incentivar

  • Monitoreo: El presupuesto debe ser monitoreado para que sea efectivo, así mantienes el control de los gastos en todo momento, y puedes tomar las medidas necesarias a tiempo cuando existan desviaciones.
  • Crear conciencia: Hay que difundir el plan de ahorro en todas las gerencias y el personal. Motiva a tus empleados en iniciativas de ahorro y reducción de gastos. Todos pueden aportar con ideas para conseguir bajar los gastos. Por supuesto debes premiar las ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *