¿Qué es el Cloud Computing y por qué apostar por él?

El término Cloud Computing está en todas partes, y cómo no, si es gracias al Cloud Computing que hoy se pueden almacenar todos los datos de tu computadora y discos duros, en un lugar seguro.

cloud-computing

¿Qué es Cloud Computing?

El término significa “Computación en la nube”, y si has oído hablar de este término, es porque ya está en todas partes.

Cloud Computing significa almacenar y acceder a datos y programas a través de internet en lugar de ir al disco duro de tu ordenador.

Hablar de la nube, es como una especie de metáfora, ya que el término intenta reflejar lo que es estar conectado en algo que flota contigo a todas partes.

Para trabajar en la nube, no es necesario tener un hardware de almacenamiento, pero si es necesario sincronizar los datos de todos tus archivos y programas a través de internet, de modo que desde cualquier lugar, y desde cualquier equipo puedas extraer los datos que necesitas. Esta es la gracia del Cloud Computing. Se puede ocupar en cualquier lugar, en cualquier momento.

Nube de negocios v/s nube de consumo

El Cloud Computing se implementa y afecta de distinto modo a un consumidor individual que a una empresa. Esto es porque las empresas utilizan softwares y plataformas que les permiten crear sus propias aplicaciones de acceso a la nube, mientras que un consumidor puede utilizar la plataforma ya existente en la web para subir y bajar sus datos de la nube, sin complicarse demás.

Lo único que diferencia una nube de un consumidor individual de la nube de un negocio es la cantidad de datos que almacena y cómo los gestiona, sin embargo, el factor común es que ambos pueden encontrar en línea toda la información que buscan.

Ejemplos comunes de nube que ya usas:

Para que vean lo cerca que estamos de la nube todos los días, sólo deben fijarse en el software Microsoft Office 365, que utiliza una forma de computación en la nube para almacenar tus datos, el Microsoft OneDrive.

Microsoft también ofrece a sus usuarios un conjunto de otras aplicaciones, basadas en la web, como Office online, donde puedes usar todos los programas Office sin necesidad de instalar nada en tu equipo.

Ejemplos de Office Online

Seguramente estés utilizando más de alguna de estas aplicaciones basadas en el Cloud Computing y hasta ahora ni lo sabías:

Google Drive: Este es un servicio de computación en la nube puro, donde puedes trabajar con Google Docs, Hojas de Cálculo y todo tipo de presentaciones Google.

ICloud de Apple: Este servicio en la nube se utiliza para almacenar en línea, copias de seguridad, sincronizar correos, contactos y mucho mas.

Amazon Cloud Drive: Allí puedes almacenar cualquier cosa que compres en Kindle, imágenes y archivos MP3.

Los servicios híbridos como Box, Dropbox, SugarSync y varios otros también trabajan en la nube, ya que van almacenando una versión sincronizada de los archivos en línea, además de sincronizar los archivos de almacenamiento local. La sincronización es la piedra angular para tener una buena experiencia en la nube.

google

Lo que dicen en contra de la nube

Se dice que en el futuro, los servidores de las empresas intentarán cobrar a los usuarios por mantener sus archivos en la nube, y además, se critica el hecho que a veces se produzcan fallas técnicas que no permiten tener acceso a la nube por un par de horas.

Cuando hay problemas en una empresa como Amazon, que ofrece servicios de almacenamiento en la nube a empresas de tanto renombre como Netflix y Pinterest, se puede estar en graves problemas. Lo bueno es que todas esas fallas se resuelven en un par de horas.

Algunos piensan que mantener datos en la nube propicia el robo de propiedad intelectual. Probablemente tengan mucha razón quienes dicen esto, pero es tan fácil la solución: si se trata de archivos sensibles o críticos para el éxito de la empresa, no se suben a la nube y se acaba el problema. A veces, se critica todo sin ver el lado positivo de poder compartir casi de todo en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *