¿Cómo puede ayudarte un asesor fiscal a ahorrar dinero?

Contratar a un asesor fiscal para ahorrar dinero en tu empresa, es una decisión muy inteligente por estos días, cuando cada peso ahorrado cuenta para poder reinvertirlo en el crecimiento de tu negocio. Veamos cómo puede ayudarte un asesor fiscal para conseguir ahorros, algunas recomendaciones para elegir al mejor asesor y qué servicios contratar.

asesoriafiscal

Cómo ayuda un asesor fiscal:

Un asesor fiscal es un profesional que te permite ahorrar, bajando el nivel de impuestos que pagas mes a mes al gobierno, sin incurrir en la ilegalidad.

Un buen asesor fiscal, puede conseguir ahorros porque conoce a fondo la ley y aprovecha al máximo todos los beneficios y ventajas fiscales que existen, aplicándolas en tu empresa según tus necesidades.

Consejos para elegir un buen asesor fiscal:

Cuando te lanzas con tu propio negocio o te das de alta como autónomo, tienes que preocuparte de mantener al día tu situación fiscal, contable y laboral, en la cual un asesor fiscal te puede ayudar y aliviar de muchas horas de trabajo que no te redituarían beneficios, ya que tu foco debe estar en hacer crecer tu negocio.

Algunas cosas que debes plantearte al pensar en elegir a un asesor, son las siguientes:

  • ¿Contrato un asesor online  presencial?
  • ¿Qué servicios necesito contratar?
  • ¿Cómo elegir al mejor asesor fiscal?

Las respuestas:

Asesor online o presencial: Para resolver esta primera pregunta, tenemos que resolver si estamos dispuestos a hacer papeleos extras para facilitar el trabajo del asesor, que los estará solicitando en línea. Con un asesor en línea, se tiene la ventaja de poder conseguir mejores costos por los trámites, incluso es posible que consigas una tarifa fija mensual, calculada según el nivel de facturación que tengas.

Un asesor online no es mala idea cuando todavía eres una pequeña empresa, una vez que las empresas crecen, también lo hacen los problemas y en ese escenario con seguridad necesitarás de una persona a tiempo completo para resolver los  problemas fiscales.

El asesor presencial, permite conocer en persona a quien se hará cargo de gestionar la fiscalidad de tu negocio. Como ventaja para ti, no tendrás que ocupar tu tiempo en reunir documentos para enviar por email o carta, y tendrás un trato personalizado, aunque mucho más caro que un servicio online.

Qué servicios contratar:

Las asesorías fiscales incluyen por lo general, apoyo en servicios fiscales, laborales, contables, jurídicos, de conformación de sociedades y legales.

Los servicios fiscales se refieren a las altas y bajas en las obligaciones tributarias, tales como la confección y presentación de impuestos o asistencia ante una inspección fiscal, entre otros.

Los servicios laborales incluyen la gestión de trámites en Seguridad Social y nóminas. Estos servicios incluyen también el cálculo de retenciones de cada trabajador, entre otros asuntos relacionados a leyes laborales.

Los servicios de contabilidad incluyen por lo general la elaboración del libro de ingresos y gastos, en el caso de los autónomos de los IVA y en el caso de las sociedades, de los libros contables, balances, cuentas anuales y contabilidad general de la empresa.

Los servicios para sociedades incluyen asesoría para conformar o diluir una sociedad, ayudándote a elegir la forma legal que mejor te convenga acorde a tus necesidades.

Los servicios jurídicos se refieren a la elaboración de los estatutos o contratos, asistiendo en temas fiscales y administrativos que estén involucrados en el desarrollo de tu negocio.

Cómo elegir un asesor fiscal:

Independiente de si eliges la opción de un asesor fiscal online o presencial, debes fijarte en los siguientes aspectos para tomar la mejor decisión:

Determina tus necesidades:  Si no tienes tiempo para efectuar gestiones fiscales, contrata un asesor que lo haga por ti y destina los recursos para ello sin pensar que será un gasto, sino todo lo contrario, será una inversión.

Compara:  Hoy puedes comparar muy fácilmente entre un asesor y otro gracias a internet. Llama a todos los que te merezcan confianza y consulta por sus servicios, luego compara y elige al que mejor se adapte a tus necesidades y que te parezca mas confiable. Para determinar si es un buen asesor, fíjate si te aporta orientación y suficiente tiempo en tu consulta, tratándote como si ya fueras un cliente. Luego que lo contrates, no creas que el trato deferente o grosero cambiará.

Investiga a tu asesor:  Averigua a que empresas asesora, por cuanto tiempo las ha asesorado y si tiene referencias.

Indaga: Averigua si sobre todas las condiciones del servicio que ofrece, desde el cumplimiento en tiempo y forma, hasta las condiciones de pago y contratación. Para tu tranquilidad, el mejor servicio será el que se ampare bajo los términos de un contrato firmado legalmente ante Notario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *