¿Por qué pueden cerrar algunas pymes?

Hay muchas razones por las que una pequeña empresas tiene que llegar a cerrarse. Una gran cantidad de pymes que nacen y mueren tan rápido, que no alcanzamos a dimensionar los motivos subyacentes, no obstante, para eso tenemos aquí un análisis más profundo de causas, debido a que la alta tasa de muerte de las pymes en buena parte se debe, no a que sean malos negocios en sí mismos, sino a que tienen detrás de ellos, un mal equipo gestor.

cierre

Por este motivo, nunca debes asustarte (si tu intención en emprender) con las alarmantes cifras que indican que las pymes en su mayoría, cierran apenas abren. Todo tiene su razón de ser, y aquí veremos esos motivos de los que nadie habla.

Las razones tras el cierre de las pymes

1. Se inició el negocio con motivaciones equivocadas:

Cuando se inicia un negocio con el único afán de hacer dinero, o con el propósito de no trabajar más, o de no rendirle cuentas a nadie, entonces tienen que pensar en la posibilidad de fracasar.

Por otro lado, los negocios con mayores posibilidades de tener éxito, son los que se inician motivados en la pasión por el sector, basando los cimientos del negocio en un estudio de mercado que permita ver que se está satisfaciendo una necesidad real del mercado.

Hay más probabilidades de éxito cuando se está en buen estado físico y se tiene la resistencia mental necesaria para soportar los desafíos potenciales. La salud a menudo se pasa por alto, siendo este un motivo de cierre muy común.

Las pymes tienen más posibilidades de vivir si hay un equipo emprendedor con decisión y determinación a seguir adelante, aprendiéndose de los errores, y haciéndose cargo de soluciones creativas e inteligentes.

2. Mala gestión:

Otra de las principales razones de por qué cierran las pymes, es porque tienen una mala gestión en materias relevantes para el buen funcionamiento del negocio, tales como finanzas, compra, venta y contratación de empleados.

El análisis deficiente de todas las áreas del negocio es necesario para detener la caída, ya que organizar, planificar y controlar todas las actividades operativas es algo que no todos los empresarios hacen, viéndose obligados a cerrar. A los clientes y proveedores se les debe analizar continuamente.

Además, un gerente exitoso debe crear un clima de trabajo que fomente la productividad, y debe tener la habilidad de contratar personas competentes.

3. Capital insuficiente:

Otra causa muy común para el cierre de las pymes, es haber subestimado las necesidades de capital y sus fuentes de obtención desde el inicio. Todo esto se puede prever desde el inicio cuando se elabora un plan de negocios, pero si este es deficiente, no logrará plasmar alternativas de financiamiento para el caso que haga falta inyectar más capital.

4. La ubicación:

El lugar donde esté ubicado el negocio, puede explicar hasta el 50% de su éxito. Debe analizarse las condiciones de acceso, de permanencia y seguridad de los clientes al negocio. Si algo de esto falla, hay altas probabilidades que los clientes prefieran irse a otro lugar, donde se sientan más cómodos.

Muchas pymes fallan al prever estas condiciones, centrándose netamente en lo operativo, sin mirar lo que están haciendo los competidores, y cómo lo están haciendo de modo global, de modo que puedan superarlo en uno o varios aspectos.

5. Planificación metódica:

Cualquier persona que haya estado a cargo de un gran evento exitoso, sabe que si no fuera por una planificación cuidadosa y estratégica, el éxito no hubiera sido posible. Es lo mismo en la empresa, y una planificación descuidada en cualquier área clave, como el marketing, las proyecciones financieras, el análisis de la competencia y de los productos, entre otros, hacen fracasar cualquier emprendimiento.

planificacion

6.  Expansión exagerada:

Crecer en exceso en un corto periodo de tiempo, es motivo de fracaso para muchas pymes, que creen que mientras más grandes comiencen, mejor, pero lo cierto es que no siempre es así, y hay que analizar cuidadosamente las fortalezas y debilidades del negocio antes de lanzarse en una expansión, ya que todas las razones citadas anteriormente salen a flote multiplicadas por cien cada vez que te expandes.

Muchas pymes cierran cuando han comenzado a crecer justamente porque comienzan a potenciarse las debilidades internas, que tienen que ver con la gestión, el capital y los recursos clave para mantener la ventaja competitiva.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *