¿Es bueno escuchar música en el trabajo?

Hay empresas que tienen prohibido escuchar música a sus trabajadores, argumentando que distrae a los trabajadores de su labor principal, aislándola de las demás personas y haciéndola tener un desempeño más pobre de lo normal.

MUSICA

Por otra parte, hay diversas opiniones que indican que la música es un arte abstracto que estimula la creatividad y buena energía, contribuyendo a un buen estado anímico en los trabajadores, lo cual ayudaría a mejorar su desempeño y productividad. La única restricción estaría en saber elegir correctamente el estilo de música según el tipo de trabajo a desarrollar y el volumen al cual la escuchas.

Un estilo musical según el tipo de trabajo que realizas

Algo que si sabemos y está comprobado científicamente, es que la música inunda al cerebro de dopamina, dando sensaciones placenteras, lo cual refuerza la teoría que escuchar música en el trabajo es saludable, sobre todo si se está sometido a labores estresantes.

Si trabajas en:

En una oficina, en trabajos de alta concentración: Te conviene oír ritmos constantes y repetitivos, como pueden ser el techno o pop. También puede hacerte bien oír música clásica, barroca, polka, jazz y smooth jazz. Para trabajos que demandan un alto esfuerzo intelectual, no es bueno oír ritmos muy desarmónicos como el punk o el metal, que tienden a desconcentrar y generar estrés.

Conduciendo un carro: Lo mejor es que escuches música barroca, jazz o pop y a un volumen que te permita seguir escuchando todo lo que pasa alrededor. El metal o punk no se recomiendan tampoco ya que te puede estresar y además, desconcentrar de las señales del tránsito. Tampoco se recomienda la música ambiental, ya que podría relajarte demasiado y hacerte dormir.

Lo ideal para alguien que conduce, es oír música que la mantenga alerta, que sea positiva y alegre y este a un volumen adecuado.

En construcción: Para trabajar en asuntos relacionados a la construcción, necesitas música estimulante, como el rock clásico, hard rock o heavy metal, a fin de mantenerte motivado hasta el final de tu jornada. Nunca te vayas a poner a escuchar música clásica, barroca o ambiental que te vaya a bajar la alerta y te termines quedando dormido.

En temas deportivos: Si eres personal trainer, pueden escuchar punk, rap, hip-hop o rock and roll para levantar su ánimo. Por tratarse de trabajos que implican interactuar en la mayoría de los casos, con otros colegas del mismo rubro, puedes escuchar esta música en equipos de audio o con auriculares. Lo que no se recomienda para este tipo de trabajos es el folk, la polka o los oldies, olvídenlo, a menos que se quieran dormir.

música y placer

Atención de público: Al igual que en el trabajo relacionado a los deportes, puedes escuchar de todo, aunque depende del tipo de público que atiendas, ya que hay estilos que pueden disgustar a tus clientes. Lo ideal es oír música alegre, positiva y movida, pero mas bien neutral. En este sentido, el pop o reggae seria lo mas recomendable.

En resumen, escuchar música es algo que tienes que hacer si sientes que te hace bien para trabajar y en tu empresa está permitido. En caso contrario, tómate unos minutos de pausa en el trabajo, para conectar tus audífonos y escuchar tus canciones favoritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *