¿Cómo desarrollar un prototipo empresarial?

Desarrollar un prototipo empresarial requiere preparar la idea de negocio de un modo preciso para que todo funcione según lo previsto. Una especie de prototipo que podemos ver todos los días son las maquetas  de viviendas nuevas, que por sí solas tienen que impactar al futuro comprador, despertando su deseo de vivir en ellas y comprarlas.

prototipo

¿Para qué sirve un prototipo?

La única manera de hacer que los usuarios de un producto  puedan experimentar con estos cuando apenas se están gestando como ideas, es hacer un prototipo que funcione de igual manera a como lo haría el producto terminado.  El caso de las lavadoras es muy didáctico, porque el diseño de estas máquinas, tiene que ser cada vez más adaptable a los diferentes tipos de hogar, satisfaciendo diversos tipos de necesidades, y así es como vemos máquinas que traen incorporada la función de secar y planchar para hacer el proceso completo, que sin una máquina inteligente tomaría muchas horas.

Lograr una buena experiencia de usuario requiere de mucho trabajo, horas de esfuerzo y creatividad. La única manera de lograr que los clientes prueben un producto antes de comenzar a fabricarlo en grandes escalas, es que exista un prototipo.

Un prototipo es sólo una muestra del producto final, que consigue hacer palpable un concepto que aún no existe en la realidad. Con un prototipo se tiene a ventaja de poder detectar problemas anticipadamente y se puede poner a prueba la viabilidad de los diseños.

casa

¿Cómo hacer un prototipo?

1. Dibujo preliminar: El primer paso para hacer un prototipo es dibujar tu idea en un papel o en algún programa de computador. Hay programas que permiten dibujar prototipos en tres dimensiones, y así hacer posible visualizar un diseño con un nivel de detalle que de otro modo sería imposible .

2. Borrador: Una vez terminado el dibujo preliminar, haz un prototipo en madera, arcilla o el material que mejor pueda representar tu idea de negocio. Después, en una tercera etapa podrás elaborar el prototipo en un material  que represente de mejor manera el producto, para que funcione adecuadamente.

3. Prototipo funcional: Cuando tengas listo el prototipo en borrador, comienza a elaborar el prototipo funcional con ayuda de personas que sean capaces de hacerlo bien. Si tu prototipo queda mejor representado en madera, contacta a un carpintero para que te lo haga, pero antes de mostrar tu idea, firma un acuerdo de confidencialidad sobre los planos o dibujos que tengas, resguardando tus derechos de autor.

4. Pruebas: Los prototipos tienen que funcionar tal como si fuera el producto terminado real, aunque a los prototipos se les perdonan pequeñas imperfecciones, ya que nunca serán otra cosa más que una muestra. De todos modos, las imperfecciones del prototipo te darán una idea de las fallas que podría tener tu producto final, siendo la mejor solución, reparar todo lo que parezca funcionar con problemas desde el inicio.

5. Fabricación: Una vez que el prototipo este probado y exista certeza de su funcionamiento, puedes enviarlo a fabricar a escala con algún fabricante. Si se trata de zapatillas voladoras, hay muchas fábricas en China que te las fabricarán con todas las características que necesitas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *