¿Cuánto vale tu empresa?

Aunque en teoría sólo un par de criterios racionales que permitirían evaluar el valor de un negocio, en la realidad existen varias maneras de valorar un negocio, y sin equivocarse. Esto es porque no existe una manera “correcta” ni “unica” de valorar un negocio. Un negocio vale lo que piensas que vale, sobre los criterios que tú dispones.

valor-empresa

¿Qué criterios utilizar para valorar un negocio que me interesa?. Aquí veremos algunas formas de valorar tu negocio y saber si en el mercado es valorado de igual forma como lo evalúas tú.

Factores que dan valor a un negocio

Cuando quieres valorar un negocio a modo de activo, lo primero que debes pensar es en todo aquello que compone el negocio. Todos sus activos, equipos y inventario tienen un valor monetario y si estos activos no están nuevos, al menos valdrán el costo de reposición.

En el balance general debe quedar establecido el valor de los activos de tu empresa. Si eres tú quien quiere comprar una empresa, y a la hora de ir a evaluarla ves que no tienen un balance, y que peor todavía, los dueños no tienen idea de la rentabilidad de su negocio, es porque tienen que escapar de ahí.

Hay quienes valoran un negocio tomando los flujos de dinero en efectivo o cash flow, ya que el flujo actual puede dar una idea de cuanto se obtendra de beneficio a futuro, pero el ingreso es un modo grosero de valorar un negocio, ya que si la empresa vende USD 100.000 al año, la cifra no predice que esos ingresos se puedan repartir a lo largo del año de manera estable, o que la industria del negocio no vaya a sufrir fluctuaciones. Un buen corredor de negocios puede ayudar a estimar el valor real de un negocio en este sentido.

Tener ingresos, por desgracia no significa tener ganancias. Piensen en el siguiente caso: Amazon en el año 2002 tenía ventas de casi USD 4 mil millones, y era y continúa siendo una empresa sin fines de lucro. Esto hace pensar en los altos costos operacionales que enfrenta la compañía.

Cuando una empresa tiene buenas ganancias o dividendos, puedes reinvertir el dinero y pensar en crecer. Un modo de valorar la empresa es estimar las ganancias de los proximos años y no asumir que las ganancias serán estables, ya que el mercado, la competencia, los cambios de precios de los proveedores y muchos factores más, pueden hacer que el negocio deje de ser tan rentable como se pensaba en sus inicios. Por est emotivo, en las proyecciones se debe considerar todas esas variables.

empresa2

Calcular el VAN, la TIR, los flujos de caja futuros o solo estimar el porcentaje de utilidad de los ingresos anuales actuales hacia el futuro, comparandolos con las utilidades que daría ese dinero invirtiendose en algun instrumento bancario. Si tenerlo invertido en el negocio resulta mas interesante economicamente que mantenerlo en el banco, entonces es mejor invertir.

Tener negocios complementarios puede ser un modo de integrarlos y hacer que ambos resulten más rentables juntos, que tenerlos por separado. Por eso siempre se puede evaluar un negocio en función de los negocios complementarios que se estén desarrollando alrededor. Por ejemplo, un salón de té tiene más valor al lado de un restaurante, ya que se complementan.

Las fórmulas matemáticas siempre darán una idea vaga del valor del negocio, mientras que un estudio de mercado bien hecho, que considere todas las variables de las que hems hablado acá, puede resultar más preciso para determinar el valor de tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *