¿Cuáles son las claves de la reforma de pensiones?

El sistema de pensiones en España, así tal como está solo va hacia el colapso hacia el año 2020, por ello, el gobierno, presionado por la Comisión Europea trabajó en implementar una reforma que permita en el largo plazo, garantizar la pensión (no tan robusta como la actual) de todos los ciudadanos.

Reforma_pensiones

Entre las razones por las cuales el sistema de pensiones va hacia el colapso, son la crisis económica que está consumiendo el Fondo de Reserva con las prestaciones sociales, la alta tasa de paro y el aumento de esperanza de vida de las personas.

La consecuencias de la reforma 2011 y 2013 en los futuros pensionistas

Con la reforma de pensiones implantada el año 2011, se está produciendo una rebaja media de la pensión vitalicia que bordeará el 20% y esto, sumado al efecto de la reforma de pensiones del año 2013, hará que bajen adicionalmente otro 15%, lo que significa para los futuros pensionistas, cobrar un 35% menos de lo que cobran los actuales pensionistas, ya que las reformas rebajan las pensiones, rebajan la cantidad de años durante la cual se podrán cobrar y no inyectan ningún tipo de recurso extra al sistema.

Aunque hay varias propuestas para hacer que el sistema de pensiones continúe funcionando y cubra solidariamente a todas las personas que las necesiten, con un modelo social que trabaje en función del gasto y no de los ingresos, lo cierto es que con la actual reforma el sistema en el corto plazo se verá aún más sobrecalentado, ya que se estimula la jubilación anticipada de los sectores con menos ingresos y no existe un tope para cotizar en aquellos que ganan por sobre los 3.600 euros/mes.

Todo esto sin considerar que independiente de cuanto hayas cotizado en tu vida, no hay garantía de un nivel pensión. Sólo se sabe que habrá una pensión que al parecer será más cercana al mínimo para todos, independiente de cuanto y cuantos años hayan cotizado.

El Estado, lo que demuestra con esta reforma, es que se ha desentendido de su responsabilidad y deber de garantizar el bienestar de la población.

Los nuevos factores para el cálculo de las pensiones

Todo esto, sin considerar que a partir del 2019 se sumarán dos nuevos factores para calcular las pensiones, que será el Factor de Equidad Intergeneracional (FEI) y el Factor de Revalorización Anual (FRA).

A partir del año 2019, habrá que cumplir con los requisitos de edad, años cotizados y cuantía de fondos más estos otros dos factores para poder acceder a una pensión.

Sumar estos dos nuevos factores a la reforma de pensiones, significa que bajarán hasta en un 5% de la pensión inicial, cada 10 años. Todo esto sin contar con que este factor se irá revisando cada 5 años según la evolución de la esperanza de vida.

El Factor de Revalorización Anual se encargará de ir revalorizando las pensiones en función del comportamiento que vayan mostrando las arcas públicas. Esto quiere decir que las pensiones subirán sólo si se incrementan los ingresos del sistema público por sobre la tasa de crecimiento de las pensiones.

Aunque pudiera pensarse que los ingresos en algún momento de auge de la economía pueden aumentar, lo cierto es que la cantidad de pensionados también va aumentando, y la esperanza de vida de los que ya están pensionándose también aumenta, lo cual hace que el sistema en sí ya sea insostenible si no es modelado en función de un objetivo social.

pensiones

Todo esto sin contar con que la vida laboral será cada vez más larga, para financiar un fondo de pensiones que nadie sabe si alcanzará para todos en el futuro. Claramente faltó incorporar un modelo de generación de ingresos por otras vías para financiar el sistema de pensiones, y así no tener que acudir sólo a rebajas de pensiones y de años, aplicándose fórmulas que sólo hacen bajar el bienestar de los pensionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *