¿Necesitas un contrato como autónomo?

Como autónomo tienes un tratamiento contractual muy distinto al que tienen los empleados asalariados, sin embargo, no por ser autónomo debes dejar los contratos de lado, ya que lo usual es que el autónomo trabaje con varios clientes, y una buena herramienta para administrar  la relación con ellos son los contratos de prestación de servicios.

contrato

Los contratos y los autónomos

Para casi todos los autónomos, redactar un contrato es una tarea difícil, dado que existen muchos tecnicismos que no conoce y no tendría por qué conocer, sin embargo, hay modelos proforma de contratos para autónomos que están colgados de repositorios de contratos en internet, a los cuales sólo hay que llenarlos con algunos datos personales y la información que concierne al servicio.

¿Qué tipo de contratos usa el autónomo?

El autónomo tiene varios modelos de contrato que le pueden ser útiles, tales como:

El Contrato Mercantil: Este tipo de contrato puede firmarse por los autónomos para regular la relación que existe con su cliente. Con el contrato mercantil o privado de prestación de servicios, se establecen las bases y condiciones en las cuales se prestará los servicios, indicándose en detalle la calidad, tiempo de entrega y cualquier otro tema que sea necesario dejar claro entre las partes desde el inicio.

Con este contrato, los autónomos se aseguran que su cliente les pagará el trabajo realizado, y a su vez, éste se obliga a prestar un servicio en las condiciones ahí estipuladas.

Los contratos mercantiles, se pueden dividir en contratos de comisión, de venta y de servicio.

Tercerizar el contrato: Si como autónomo te complica mucho elaborar un contrato, puedes acudir a los servicios de una consultora que los haga en tu lugar. Subcontratar este servicio permite al autónomo focalizarse en el negocio y dejar en manos de terceros la elaboración de contratos y el desarrollo de temas administrativos.

En los inicios de cualquier negocio, delegar estas responsabilidades permite liberarse de cargas administrativas y fiscales para concentrarse en generar ingresos.

¿Siempre necesitarás contrato como autónomo?

No. A pesar que los contratos permiten asegurar el pago de una actividad comercial, no siempre es necesario hacerlo. Para servicios esporádicos en medios de comunicación por ejemplo, se puede operar sin contrato.

Aunque no exista un contrato entre las partes, siempre es recomendable dejar bien establecido los términos del servicio por escrito, de modo que tanto el autónomo como el cliente tengan claro desde el inicio los alcances del servicio.

Los contratos permiten respaldar las relaciones comerciales, dejando una prueba tangible que demuestra que existe una relación de negocios, y que deja en evidencia que existe una relación entre el empleador y los empleados.

¿Qué pasa con los autónomos dependientes?

Los autónomos dependientes son aquellos que obtienen la mayor parte de sus ingresos de una sola fuente, es decir, un 75% de sus ingresos provienen de un solo cliente, por lo que ellos deben tener un contrato que los acredite como autónomos dependientes o TAED.

Los contratos de los autónomos dependientes deben individualizar a las partes que lo firman, el objeto de su trabajo, la periodicidad y la jornada laboral, además de indicar claramente cómo se tratarán sus festivos y descansos.

En el contrato del trabajador autónomo dependiente, deberá señalarse claramente las condiciones de trabajo que tendrá el trabajador, que no podrán ser distintas respecto a las que desempeñan los demás trabajadores. La actividad del autónomo se puede desarrollar además, con criterios organizativos propios y el riesgo de la actividad debe ser asumido también por el mismo trabajador.

negocios

¿Para qué le sirve un contrato a un autónomo?

Para el autónomo dependiente, es muy bueno tener contrato, ya que este delimita sus funciones, aún cuando organice su trabajo de modo independiente. Además, puede beneficiarse de los derechos que emanan de su contrato, que serían los siguientes:

  • Tener 18 días hábiles de vacaciones.
  • Permiso maternal sin necesidad de haber cumplido con 180 días cotizados.
  • Indemnización por despido o término de contrato por un importe fijo.
  • Facilidades para acceder al seguro de desempleo y cobrar el paro como autónomo.

Con todas estas ventajas, está claro que los autónomos dependientes tienen que asegurarse su contrato con su principal fuente de ingresos.

¿Por qué no funcionan mis ventas en internet?

Aunque muchos empresarios piensen que hacer negocios en línea es fácil, lo cierto es que la tasa de fracaso de los negocios online es de al menos un 80%, ya que no siempre se crean modelos de negocio que realmente satisfagan las necesidades de las personas a las cuales se dirigen.

e-commerce

Aunque cada negocio es único, hay fallas comunes y compartidas en casi todos los negocios de comercio electrónico. Comprender estos problemas desde su origen les ayudará a evitarlos y tener un negocio por internet exitoso.

Las causas comunes del fracaso de un negocio electrónico

1. Sin inversión real

Es posible abrir una tienda virtual por solo unos pocos cientos de euros, pero eso no significa que eso sea todo lo que tendrás que invertir.

Al igual que cualquier nuevo negocio, una tienda en línea puede necesitar de varias inyecciones de capital y una importante cantidad de mano de obra.

Si ya te va bien con una tienda física, piensa que un negocio virtual te tomará bastante tiempo para que sea realmente exitoso, y este debe ser pensado prácticamente como una sucursal con otra ubicación. Entonces, invertir en esta sede virtual será similar en tiempo y por lo menos deberás dedicarle una parte importante de dinero.

No hay que negarse a invertir unos 5.000 euros en una tienda virtual, cuando en una tienda física estás dispuesto a invertir sin reparos unos 50.000 euros, sólo porque tienes la convicción en que ese negocio funcionará dado que lo has visto con tus propios ojos. Un buen sitio web será caro pero tiene en realidad, un mayor potencial de ventas que uno físico.

2. No hay flujo de caja

Esto es algo muy básico, el flujo de caja es el movimiento de dinero que entra y sale del negocio. Las nuevas empresas que operan por internet pueden meterse en problemas si no tienen suficiente dinero en efectivo para seguir operando.

Un ejemplo de esto es cuando un empresario invierte todo su dinero efectivo en inventario y se queda sin dinero para la comercialización. Esto lo lleva fácilmente al fracaso ya que las ventas no suben y el negocio se estanca.

Para evitar los problemas de flujo de efectivo, tienes que tratar de extender los plazos de pago de tu inventario, dejándolo a 30, 60 o 90 días si es posible. Tienes que ir reinvirtiendo en base a los ingresos reales, no en base a las ventas proyectadas.

3. Pobre gestión de stocks

Dependiendo del modelo de negocio, la gestión de inventario puede ser uno de los problemas más importantes en las nuevas operaciones de comercio electrónico, ya que comprar demasiado inventario, como se mencionó antes, puede paralizar tu flujo de caja. Al comprar muy poco inventario puede que estes perdiendo ventas o incluso dejes a tus clientes decepcionados.

Programar los plazos de entrega de los pedidos es algo complejo y crítico, que tienes que hacer siempre, considerando los costos asociados a las entregas y los costos de obtener el propio inventario.

4. Demasiada competencia

Internet es una tierra llena de oportunidades, incluso para las empresas más pequeñas, pero casi nadie puede sobrevivir de cara a una competencia voraz.

Este es un problema común considerando que las nuevas tiendas de comercio electrónico buscan vender los mismos productos que ofrecen los minoristas más grandes. Por decir un ejemplo, El Corte Inglés puede ser una competencia seria para las nuevas empresas de internet.

A modo de ejemplo, podría ser muy difícil para una nueva tienda de comercio electrónico tratar de vender la Xbox de Microsoft, si ya la tienen disponible cientos de minoristas en línea, como Amazon, Game y otros. En pocas palabras, será muy difícil vender los productos de consumo, a menos que te especialices en un nicho de mercado especifico, y tienes que darte el trabajo de buscarlo y explotarlo.

5. Un mal sitio web

Hasta el mejor plan de negocio se puede ver superado por un sitio web de mala calidad.

Un sitio de comercio electrónico moderno debe ser seguro y funcional, ser fácilmente ubicable en cualquier buscador, poder adaptarse a los dispositivos móviles y cargar rápido. Cualquier cosa menos es inaceptable.

Hay muchas plataformas de comercio electrónico para elegir y muchas de ellas requieren de muy poca experiencia técnica, por lo que no existe excusa para tener un mal sitio.

6. Mala fotografía de tu producto

Los compradores en línea no pueden inspeccionar físicamente los productos que vendes, por lo que una mala fotografía de tu producto es un pecado capital para un comercio minorista en línea.

Utiliza el tipo de fotos que usan los vendedores online de éxito como estándar para vender tus propios productos. La fotografía del producto debe estar clara, bien enfocada y limpia.

7. Sitio web sin tráfico

Pocas cosas matan a un minorista más rápido que no tener compradores. En el contexto del comercio electrónico, tener tráfico en el sitio web es tener flujo de compradores dentro y fuera de la tienda. Si deseas hacer ventas, tienes que tener tráfico.

Una manera rápida de conseguir tráfico es pagar la publicidad por clic. Aunque puede ser costoso, es una buena opción.

Otra opción, más lenta pero más potente para dirigir el tráfico a tu web, es con contenidos que se comercialicen a través de los medios de comunicación, ayudando a promover tu sitio web.

internet

8. No tener paciencia

Un negocio en línea necesita tiempo para crecer. Con demasiada frecuencia, los nuevos propietarios de negocios creen que van a comenzar a tener beneficios de inmediato, pero esto no es lo usual. Puede que necesites de varios meses para ganar incluso escasos beneficios.

¿Qué debemos saber sobre el período de prueba?

Cuando se inicia un nuevo trabajo, es normal encontrarse con un período de prueba que es aceptado por ambas partes. El tiempo de duración del período de prueba dependerá del tipo de trabajo y del tipo de cualificación requerida para desenvolverse en el marco de estos contratos.

trabajador

Aquí resolveremos algunas de las principales dudas que surgen en cualquier trabajador cuando está iniciándose en el mundo laboral.

¿Para qué es el período de prueba?

El período de prueba en ningún caso es obligatorio, no obstante muchas empresas lo toman como parte de su política de contratación, para darse la oportunidad de conocer al postulante a un empleo, previo a su contratación en calidad indefinida.

El período de prueba sirve también al postulante a un empleo, para constatar que se puede adaptar al trabajo y a la cultura de la empresa, pudiendo salir de ella sin tener que dar mayores explicaciones una vez que termina el período de prueba.

¿Cuánto debería durar el período de prueba?

El período de prueba, en principio es un derecho y acuerdo que se toma entre trabajador y empresa, encontrándose éste regulado por el artículo 14 del Estatuto de los Trabajadores.

Los plazos del período de prueba, si bien pueden acordarse, también tienen un plazo, que por lo general queda de este modo:

  • No más de 6 meses para los técnicos o como máximo 2 meses para otro tipo de trabajador.
  • Si la empresa tiene menos de 25 trabajadores, el período de prueba no puede ser superior a 3 meses para aquellos trabajadores que no sean técnicos.
  • Cuando se trate de contratos por plazo fijo, por un periodo máximo de 6 meses, el período de prueba no podrá, en ningún caso ser superior a 1 mes, salvo que se disponga algo distinto en convenio colectivo.
  • Cuando se trata de contratos por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, el período de prueba podría llegar a ser hasta de 1 año.

¿Qué pasa si me despiden en período de prueba?

Es muy frecuente que surja la duda, de qué pasaría si te despiden en período de prueba. En tal caso, no hay mayor complicación para ninguna de las partes, ya que se puede rescindir de la relación laboral por voluntad de cualquiera de las partes sin que sea necesario alegar causa alguna, ni dar previo aviso, a menos que se haya estipulado desde un inicio que debe darse aviso.

trabajadores

Todo esto libera tanto a la empresa como al trabajador para dar término al contrato otorgando aviso o justificando causa para dar término a la relación laboral.

Cuando es el trabajador quien decide dar término a la relación laboral durante el período que dura su contrato y período de prueba, no tendrá derecho a percibir ninguna prestación por desempleo, aunque si se le deberán pagar sus cotizaciones por los días trabajados. En este caso de ningún modo la empresa puede efectuar descuentos alegando que el trabajador debió dar algún preaviso.

Cuando se produce alguna incapacidad temporal, situación riesgosa por embarazo, maternidad, adopción o paternidad, siempre que haya un previo acuerdo entre trabajador y empresa, se podrá suspender el trabajo y reanudarlo cuando finalice la situación, y el trabajador se reincorpore a su puesto de trabajo.

Finalmente, deben tener claro que ningún acuerdo entre el empresario y el trabajador, será válido si el trabajador desempeñó las mismas funciones antes en la misma empresa, sea cual sea el tipo de contrato que haya tenido antes.

¿En qué redes sociales debe estar tu negocio?

Muchas empresas se hacen en algún minuto la pregunta del millón ¿en qué redes sociales debo estar?. Aquí te daremos una ayuda con la respuesta a esa pregunta, ofreciéndote un compilado de las redes y canales sociales más populares que hay en internet.

Linkedin

Algunos consejos antes de subir tu empresa a una red social

Consejo #1:

Miren todos los canales y redes sociales que hay en internet, y determinen qué funciona mejor para su negocio. Entre los factores que deben considerar para ese análisis está: el producto o servicio que ofrecen, los recursos humanos y financieros que dispones. Lo más importante es pensar en el valor de tu tiempo.

Consejo #2:

Concéntrate en estar en uno o dos canales y redes sociales que realmente aporten y sean relevantes para tu negocio, en vez de estar varias redes que sólo te quitan tiempo y recursos.

Consejo #3:

Antes de decidir en qué red social estar, elabora un plan claro y aplicable. No debes perder el foco de tu negocio por convertirte en social. No conviene perder el tiempo tratando de responder todo en las redes sociales, es mejor mantenerse enfocado.

Consejo #4:

Las redes sociales más populares que encontrarán en internet son:

Facebook: Es una red que puedes utilizar como tu casa social para posicionar tu empresa en internet. Facebook sirve para que la gente te deje mensajes, navegue a través de productos comerciales y fotos, o converse contigo en línea. Crear una página de negocios puede serte muy útil, pero será así siempre y cuando la actualices a diario, no sólo con información promocional, sino con contenidos atractivos e interesantes. Mantener una página requiere de una cantidad considerable de recursos financieros para publicidad y recursos humanos para actualizarla.

Twitter: Esta red tiene unos 300 millones de usuarios activos al mes. Esta plataforma se ha posicionado en los últimos años como un canal de noticias. El hashtag es una característica que te ayuda a mantenerte al día y ser parte de las últimas tendencias. A través de Twitter puedes conectar con tus clientes y sobresalir en el servicio al cliente.

Google: Con más de 500 millones de usuarios activos al mes, en Google puedes ver una mezcla entre Twitter y Facebook, haciendolo un paraíso para vender. Con Hangouts, +1 y Hasgtags puedes obtener una popularidad fantástica para tu negocio. Si tienes una página Google, y alguien busca algo, aunque no te siga te verá en el listado de sus búsquedas. Estas características hacen que Google sea un importante sitio de redes sociales a considerar para tu negocio.

Pinterest: Este es un canal de medios sociales complicado, que sólo se debe tomar si tienes grandes imágenes relacionados a tu negocio para compartir.

Si tu negocio trabaja con imágenes pesadas, como puede ser un estudio de fotografía, un sitio de comercio electrónico o una tienda al por menor, Pinterest tiene sentido. Debes tener en cuenta que la mayor parte de los usuarios de Pinterest son mujeres (80%), con edades entre 24 y 45 años. ¿Será el público adecuado para tu negocio?.

Instagram: En esta red puedes compartir fotos. Con Instagram puedes intercambiar fotos gratuitamente a través del iPhone y algunos dispositivos Samsung y Android. Si no utilizas tu teléfono inteligente mejor olvida esta red.

La mayoría de los usuarios de Instagram son mujeres (70%) entre 18 y 35 años. Y se ha estimado con las estadísticas que hay entre 220 y 340 millones de usuarios.

LinkedIn: Es una red social para personas de negocios y profesionales, propietarios de pymes. A través de este sitio puedes construir relaciones de negocios y generar oportunidades de venta. En LinkedIn hay más de 300 millones de usuarios, con un perfil de usuarios mas serio que el de los usuarios de Facebook y Twitter.

Una de las característricas más potentes de LinkedIn es crear los grupos LinkedIn. En esta red puedes compartir contenidos, encontrar respuestas, recursos humanos para tu empresa, hacer contactos de negocios y establecerte como experto en la industria.

Google

Youtube: Este canal de medios está más orientado a generar videos populares, lo cual te reportará enormes beneficios. Con los videos, tienes 50 veces mas probabilidades de aparecer en la primera página de resultados de búsqueda Google.

Si tienes videos de valor que inviten a la participación de los usuarios, y te dan los números para asumir los costes que intervienen en la producción de un buen video, tienes que poner este medio de comunicación en marcha.

Finalmente, considera que estar en muchos canales y redes sociales puede afectar tu productividad y resultados. Tienes que centrarte en aquellas plataformas que realmente ayuden a tu negocio.

¿Cuáles son las consecuencias de la economía sumergida?

Cuando se piensa en economía sumergida, normalmente se piensa en dejar de pagar impuestos por tener un negocio al margen de la ley, o contratar personas sin pagar a Seguridad Social. Esto es parte de lo que compone la economía sumergida, que se hace más profunda y evidente cuando hay crisis económicas globales como la que estamos pasando en la actualidad.

economia-sumergida

Veamos a continuación, cuales son las consecuencias de estar inmersos en una economía sumergida.

El fraude laboral y fiscal de la economía sumergida

Cómo decíamos en un inicio, las economías sumergidas generan dos fuertes impactos en la vida de las personas: por una parte se comete un fraude fiscal que deteriora los fondos para obras sociales y por otro, se vulneran los derechos laborales de las personas.

Dejar de pagar impuestos, como el IVA o la Renta, o los impuestos de las Sociedades, es una arista muy marcada de las economías sumergidas. Todos sabemos que las grandes multinacionales hacen enjuagues de dinero y finalmente lo llevan a paraísos fiscales, donde ya nadie les puede hacer un seguimiento. De este blanqueo de dinero sólo escapan aquellas empresas que cotizan en la bolsa y son sometidas a intensas auditorias financieras. En el caso de las pymes, lograr ese nivel de transparencia es mucho más difícil, y en épocas de crisis es muy común que se comience a evadir las principales fuentes de impuestos.

Incurrir en fraude al fisco es algo que ya parece sencillo, porque hay una escasa fiscalización, sumado a que las empresas comienzan a correr en una competencia desleal, provocando la peor de las precariedades laborales.

El fraude laboral tiene que ver con no pagar cotizaciones a la Seguridad Social, con tener a personas sin contrato, trabajando prácticamente por el día a día, por un sueldo extremadamente bajo. Pero con las actuales tasas de paro, muchos en su desesperación, aceptan trabajos en negro que los denigran como trabajadores, sabiendo que no queda otra alternativa más que trabajar si quieren sobrevivir.

La economía sumergida que se genera como consecuencia de las crisis económicas, no podría solucionarse aumentando la fiscalización, como sugieren algunos. Imponer la ley en las condiciones de la vida actual sería extremadamente contraproducente, ya que trabajar sin contrato es un mal menor cuando la única alternativa que queda es no trabajar en nada, y ya no tener más prestaciones sociales a las que acudir, y además tener que seguir alimentando a una familia.

A veces las visiones más rígidas en cuanto al cumplimiento de las leyes, dejan de lado la perspectiva social, que permite que el mercado se regule sólo, y ahí es donde nace la economía sumergida. Para bien o para mal, la economía sumergida es una economía de mercado, regulada sólo por la oferta y la demanda, sin intervención del gobierno ni de nadie que los fiscalice.

dinero-sumergido

Aunque digan que la economía sumergida genera un impacto social negativo, en contextos como los actuales, parece ser la única salida para mantener a las personas en movimiento, con la esperanza de que algún día todo mejorara y podrán salir de sus casas hacia un trabajo mejor. Los gobiernos, lamentablemente, no proponen soluciones, sino que lo único que hacen, es imponer más problemas, más leyes, y más fiscalización, sin hacerse cargo del problema de base de las personas y de las empresas.

 

 

¿Cómo obtener más clientes?

Una de las primeras preocupaciones que tiene todo emprendedor cuando  pone en marcha su nueva empresa, es cómo ganar más y mejores clientes, lo cual requiere de un trabajo serio y constante, comenzando por la planificación de la estrategia de marketing. Una vez que se tiene definida la estrategia, se debe trabajar en todas las herramientas online y offline que sean útiles para conseguir más clientes, dando a conocer la empresa. Veámos algunos consejos para conseguir posicionarse con los clientes “correctos” y optimizar al máximo el uso de los limitados recursos de que dispone una empresa en sus inicios.

masclientes

Pasos para conseguir más y mejores clientes

1.  Segmenta a tu cliente “objetivo”: Analiza muy bien cuáles son realmente los clientes que te generan alta rentabilidad. Es mejor enfocarse en muy pocos clientes buenos, que en muchos clientes malos, que serían los que no pagan, los que piden descuentos sobre descuentos, y a fin de cuentas, sólo te desgastan y quitan la posibilidad de ganar ingresos, que son los que harán que crezca tu empresa. En este sentido es muy valioso apelar la afamada ley de Pareto, que podríamos interpretar como que el 20% de tus clientes genera el 80% de tus ventas. Nada fuera de la realidad si lo miramos objetivamente.

2. Aprende a decir “no”: Muchos emprendedores pierden la posibilidad de invertir su tiempo eficientemente en los clientes que son rentables, sólo porque no saben decir “no”. Hay que decirle no a los clientes parásito, que sólo quitan energías y recursos. Un consultor o profesional independiente puede fracasar de un modo rotundo si no selecciona cuidadosamente a sus clientes.

3.  Construye tu reputación:  Una de las cosas más valiosas que tiene un emprendedor es su reputación. Crea un discurso vendedor, que explique en pocas palabras lo que haces, y por qué deberían elegirte. Todo esto tiene que quedar reflejado en un discurso que no demore más de 60 segundos.

La gracia del speech es que suene natural, como si lo estuvieras pensando en ese instante. Tienes que memorizar las palabras clave de tu discurso vendedor para que lo puedas repetir una y otra vez cambiando solamente las palabras accesorias.

masclientes

4. Hacer contactos telefónicos: Es mucho más efectivo el llamado telefónico que el email masivo que casi todos borran o mandan al spam. Cuando consigues una cita con tu potencial cliente, ya tienes el 50% de la venta casi lista.

5. Grupos y foros: Los grupos temáticos son una buena fuente de clientes si eliges el grupo interesado en tu tipo de producto en particular. Aprovecha los grupos interesados en temas relacionados a tu producto para dejar tus datos de contacto y pie de firma a disposición.

6. Mejora tu porcentaje de éxito: Ni las mejores técnicas de venta terminan siendo exitosas si no aprendes a manejar objeciones y preguntas. Tienes que ir registrando todo lo que hiciste en esos días que obtuviste buenos resultados, para repetirlo.

7. Usa las tecnologías: Las comunidades virtuales, grupos de Facebook, y LinkedIn te pueden ayudar a llegar a tu público objetivo. Con la información que recibas por parte de esas personas, podrás afinar aún más tu segmentación de mercado y tomar contacto con el.

¿Cómo mejorar el crecimiento de tu empresa?

Toda empresa, sea del tamaño que sea, tiene potencial para crecer y fortalecerse si se trabaja sobre los factores responsables del crecimiento de una empresa que veremos a continuación.

Los emprendedores tienen el deber y la misión de hacer su empresa para sobrevivir en un mundo cada vez más competitivo y agresivo. Todo lo que en un inicio comienza con una buena idea, puede ser derribado si no estas atento a las condiciones del entorno, y para que eso no suceda te daremos las claves que sustentarán la posibilidad de hacer crecer tu empresa.

estrategia

Los factores responsables del crecimiento

Los factores clave que permiten crecer o no a tu empresa, varían de un tipo de negocio a otro y por la misma razón, se les debe identificar y hay que trabajar sobre ellos, como si fuese un traje a la medida.

Algunas empresas, pueden acelerar su crecimiento cuando innovan, internacionalizan, incrementan el endeudamiento, captan nuevos socios, desarrollan un producto escalable, etc. Uno o varios de estos factores clave se pueden combinar para que logres el objetivo de hacer crecer tu empresa.

Cuando ya hayas identificado los factores responsables del crecimiento de tu empresa, debes pasar a trabajar sobre el siguiente paso.

1. El objetivo: Esto es marcar la hoja de ruta que te llevará al éxito en los negocios. Con un objetivo claro y alcanzable, puedes definir un plan estructurado y coherente de crecimiento. En esta planificación se debe poner especial atención al siguiente paso.

2. El modelo de negocios: Definir el modelo de negocios puede resultar algo abrumador, pero es muy necesario hacerlo para no quedar atrás. Dependiendo de tu modelo de negocios, será la cantidad de recursos que deberás invertir en tu empresa, la cantidad de personas que deberás contratar y podrás definir el tipo de habilidades que te hará falta para ganar mercado. El modelo de negocios no es un asunto que se pueda definir al azar. Hay métodos para elaborar un modelo de negocios exitoso, y debes investigar y invertir en aprender cómo hacer un modelo de negocio sustentable. Luego, vienen las etapas más operativas pero igual de importantes para hacer crecer una empresa.

3. Innovación: Sin innovación no hay crecimiento. Esto lo saben todos los empresarios del sector tecnológico y nosotros como usuarios de esas tecnologías, sabemos que es preferible ir por aquello que ofrece más y mejores características a buen precio. Nunca se debe descartar la posibilidad de mejorar algún producto de la competencia y sacar ventaja de ello. Es mucho más fácil cautivar un mercado que ya compró una vez, con un producto mejorado, que ir tras un mercado que no ha probado nunca nuestros productos.

modelo-de-negocios

4. La estrategia de venta: Un buen emprendedor nunca descansa en planificar este paso. Hay que dejar muy claro cuales serán los canales de venta del producto, definir si se irá tras mercados nacionales, internacionales y ir elaborando un plan con etapas claras, que sean posibles de medir.

5. El equipo de trabajo: Como bien sabemos, el equipo directivo es de vital importancia para la sobrevivencia de una nueva empresa. Hay que desarrollar un equipo directivo fuerte, comprometido y motivado por el logro de metas, que ayuden a conseguir todos los objetivos definidos desde el inicio.

6. Capital: La estrategia de financiamiento es también muy importante, ya que negociar una buena financiación te ayudará a invertir en tu estrategia de crecimiento.

7. Desarrollo: Este factor va muy unido a la innovación, y se refiere principalmente al desarrollo de nuevos productos o servicios que te ayuden a desarrollar y/o fortalecer tu mercado meta.

8. La estrategia global: Todos los emprendedores, deben tener clara la estrategia de negocio, y alinear todos los elementos que serán el sustento de ella para conseguir sus objetivos.

9. Escalabilidad: Cuando se detecta el factor que hace escalable un negocio, se ha descubierto el tesoro más grande del mundo. Hoy en día, lo que permite hacer escalables a muchas empresas es el factor tecnológico, y casi todas lo pueden utilizar.

¿Cuál es el perfil del directivo más deseado?

Las empresas cada vez tienen más claro el perfil del directivo ideal, y así es como se ha logrado identificar aquellas características que hacen a un directivo más deseable de otros. Lo que más interesa a un reclutador que busca un directivo líder, es que este tenga la habilidad de fomentar el aprendizaje en su equipo de trabajo, sea positivo y autocrítico, entre otras características que te describiremos aquí.

directivo

El directivo ideal

La mayoría de las empresas que buscan a un directivo, piden que estos tengan como mínimo, formación universitaria y un mínimo de entre 3 y 5 años de experiencia en un cargo de responsabilidad.

Todas las empresas necesitan un directivo que demuestre liderazgo y autenticidad, mejorando todo lo que pase a través de su persona. El mejor liderazgo para las empresas, es aquel que sabe focalizarse en las cosas realmente importantes y estratégicas del negocio, delegando en sus colaboradores lo demás.

Las principales competencias del directivo ideal

Conciencia: El directivo ideal tiene que ser una persona consciente de su entorno, y también muy respetuoso de las diferencias. Desde muy pequeños se va moldeando el modo de mirar el mundo e interpretarlo, por ello, un directivo debe ser una persona muy consciente, ya que sus paradigmas, apuntalarán sus convicciones.

Es creativo: Un directivo idóneo es aquel capaz de tener un pensamiento divergente, fuera de la lógica. Hoy en día es muy valorado el pensamiento que escapa de la comodidad del molde, aportando ideas, conocimientos y entusiasmo en sus colaboradores.

Optimista: Se buscan características de personalidad que eleven las vibraciones positivas en el ambiente de trabajo, y el líder tiene mucha responsabilidad en que esto suceda, y a menudo.

Intuitivo: La información objetiva debe ser contrastada con la subjetiva cuando toca resolver un problema, y el resultado de ese análisis, debe ser interpretado por un directivo que utilice su intuición como  fuente adicional de información.

jefatura

Altruista: Esta característica de la personalidad, se valora en un directivo porque refleja interés por el bienestar de los demás.

Dinámico: Un líder tiene mucha energía y se la transmite a los demás a través de sus gestos y palabras cada día.

Comunicativo: Esta es una característica central del líder, saber comunicar sus ideas y hacer partícipe a los demás de las decisiones que se estén tomando.

Empático: Un buen líder sabe ponerse en el lugar de los demás y debe saber ofrecer ayuda cuando sea necesario. Un directivo ideal maneja a través de la empatía, las emociones de las personas que le colaboran buscando siempre, el bien común.

Autoconocimiento: Un líder eficaz, tiene un cabal conocimiento de sí mismo y sabe controlar sus emociones, evitando que estas lo traicionen en momento de alta presión, cuando hay que tener la cabeza fría para analizar el escenario y tomar decisiones.

Aprende y enseña: Finalmente, un directivo idóneo, será aquel que aprenda de sus errores, sea capaz de reconocerlos, y comprenda que sus colaboradores también son susceptibles de equivocarse. El directivo ayuda a los demás para corregir el rumbo en todo momento, actuando como mentor e inspirador.

¿Cómo desarrollar un prototipo empresarial?

Desarrollar un prototipo empresarial requiere preparar la idea de negocio de un modo preciso para que todo funcione según lo previsto. Una especie de prototipo que podemos ver todos los días son las maquetas  de viviendas nuevas, que por sí solas tienen que impactar al futuro comprador, despertando su deseo de vivir en ellas y comprarlas.

prototipo

¿Para qué sirve un prototipo?

La única manera de hacer que los usuarios de un producto  puedan experimentar con estos cuando apenas se están gestando como ideas, es hacer un prototipo que funcione de igual manera a como lo haría el producto terminado.  El caso de las lavadoras es muy didáctico, porque el diseño de estas máquinas, tiene que ser cada vez más adaptable a los diferentes tipos de hogar, satisfaciendo diversos tipos de necesidades, y así es como vemos máquinas que traen incorporada la función de secar y planchar para hacer el proceso completo, que sin una máquina inteligente tomaría muchas horas.

Lograr una buena experiencia de usuario requiere de mucho trabajo, horas de esfuerzo y creatividad. La única manera de lograr que los clientes prueben un producto antes de comenzar a fabricarlo en grandes escalas, es que exista un prototipo.

Un prototipo es sólo una muestra del producto final, que consigue hacer palpable un concepto que aún no existe en la realidad. Con un prototipo se tiene a ventaja de poder detectar problemas anticipadamente y se puede poner a prueba la viabilidad de los diseños.

casa

¿Cómo hacer un prototipo?

1. Dibujo preliminar: El primer paso para hacer un prototipo es dibujar tu idea en un papel o en algún programa de computador. Hay programas que permiten dibujar prototipos en tres dimensiones, y así hacer posible visualizar un diseño con un nivel de detalle que de otro modo sería imposible .

2. Borrador: Una vez terminado el dibujo preliminar, haz un prototipo en madera, arcilla o el material que mejor pueda representar tu idea de negocio. Después, en una tercera etapa podrás elaborar el prototipo en un material  que represente de mejor manera el producto, para que funcione adecuadamente.

3. Prototipo funcional: Cuando tengas listo el prototipo en borrador, comienza a elaborar el prototipo funcional con ayuda de personas que sean capaces de hacerlo bien. Si tu prototipo queda mejor representado en madera, contacta a un carpintero para que te lo haga, pero antes de mostrar tu idea, firma un acuerdo de confidencialidad sobre los planos o dibujos que tengas, resguardando tus derechos de autor.

4. Pruebas: Los prototipos tienen que funcionar tal como si fuera el producto terminado real, aunque a los prototipos se les perdonan pequeñas imperfecciones, ya que nunca serán otra cosa más que una muestra. De todos modos, las imperfecciones del prototipo te darán una idea de las fallas que podría tener tu producto final, siendo la mejor solución, reparar todo lo que parezca funcionar con problemas desde el inicio.

5. Fabricación: Una vez que el prototipo este probado y exista certeza de su funcionamiento, puedes enviarlo a fabricar a escala con algún fabricante. Si se trata de zapatillas voladoras, hay muchas fábricas en China que te las fabricarán con todas las características que necesitas.

 

¿Cómo subir el precio sin perder clientes?

Para que una empresa sea sustentable en el tiempo, tiene que cobrar a sus clientes, y cobrar lo justo para poder obtener un margen que genere ganancias. Para muchos emprendedores, fijar un precio para sus productos o servicios es casi un tema tabú, del que nadie se atreve a hablar, pero resulta ser que fijar un precio, más allá de lo que te digan los estudios de mercado que analizan a los competidos y los costos de producción, tienen que reflejar también la calidad y exclusividad de lo que vendes. La percepción del cliente es muy voluble y el precio puede situarla en el lugar que sea más útil a los intereses de la empresa.

perfumes

¿Cómo subir el precio sin perder clientes?

a) Disminuye las cantidades:

En industrias como los servicios, la cosmética, la alimentación o el retail, se puede mantener el precio actual de los productos, bajando las cantidades que envasas, o disminuyendo el tiempo  si se trata de un servicio, sin que los clientes se den cuenta. Envases más pequeños y con una apariencia más lujosa pueden ayudar a aumentar los márgenes de beneficio sin que tengas que aumentar el precio. Los envases son lo primero que capta la atención de los clientes, y si los productos son asequibles, ningún cliente se detendrá a pensar en el precio.

b) Sube el precio y aumenta el servicio:

Si logras demostrar que un alza de precio permite obtener algo mejor para el cliente, nadie cuestionará que los precios hayan subido. Si tienes por ejemplo, un negocio de belleza, ofrece servicios adicionales a tus clientas. Nadie se va a quejar de tener una manicure gratis cuando se vaya a hacer un masaje.

c) Crea envases atractivos:

Una agencia de viajes, puede agrupar servicios adicionales a los viajes que ofrece habitualmente, tales como seguros y servicios de entretención para clientes solteros por ejemplo. En todo tipo de negocio, se pueden crear paquetes de productos o servicios con algo complementario, que permita subir el precio y aún así seguir siendo competitivos.

En la industria de la belleza conseguir esto es más fácil aún. Crear paquetes de mini perfumes, de cremas que se complementen y además se vean atractivas en sus envases, es algo relativamente fácil de conseguir. Los productos envasados de modo atractivo para regalos, son siempre muy apreciados por los clientes.

euros

d) Aumenta las garantías:

Ofrecer el cambio de producto de modo inmediato o poder elegir un nuevo servicio sin costo, pueden ser garantías suficientes para justificar un aumento en el precio, y ser percibidos por los clientes como una propuesta más valiosa que la ofrecida por los competidores.

e) Incentiva el pago al contado con nuevos incentivos:

Ofrece premios, consistentes en productos o servicios por pago al contado para incrementar el flujo de caja, eliminando los descuentos por pago al contado. Un premio adicional, como un producto o un servicio,  por pagar al contado puede resultar muy tentador para los clientes.

f) Reduce los gastos variables:

Cuando no queda más alternativa que subir los precios, reduce los gastos variables al máximo. Trabaja en mejorar la productividad y controlar la calidad de tus procesos, verás como optimizando tu empresa, logras incrementar los ingresos, bajando los gastos y además, subiendo levemente los precios.