¿Cuánto tiempo pierdes con Hacienda a año?

En España, se ocupan unas 158 horas cada año en los trámites de Hacienda que tienen que realizar de forma obligatoria todas las empresas.

IVA

En años anteriores se ocupaba hasta 10 horas más cada año, así que lo reflejado en el informe Paying Taxes  y el Banco Mundial este año 2016 nos indica que se ha avanzado algo en la agilidad de estos trámites, que aún con los avances  tecnológicos que se han incorporado para hacer los pagos de impuestos, continúan siendo tediosos.

¿España como el país mas ágil en Hacienda?

Aunque suene inverosímil, los españoles debemos estar agradecidos de tener una media de tiempo haciendo trámites en Hacienda muy inferior a la media de tiempo que se ocupa en otros países del mundo. Si en España son apenas 158 horas anuales, en la UE son 185,5 horas y en el resto del mundo son 261 horas anuales.

Nuestro país ha simplificado todos los trámites de Hacienda incorporando tecnologías que facilitan todo, y aún así tenemos un gran malestar con todo el tiempo que significa estar haciendo los trámites de pago, declaración y lo más tedioso, el llenado de una gran cantidad de documentos.

Uno de los trámites que todavía exige mucho tiempo para realizarlo, es el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, que exige el uso de unas 158 horas anuales, mientras que cumplir con el pago del Impuesto de Sociedades ocupa unas 33 horas anuales, quedando el pago del IVA de las empresas en unas 35 horas al año.

Entre los sistemas tecnológicos que han ayudado a agilizar todos los trámites de Hacienda, están los nuevos sistemas electrónicos y la incorporación de la factura electrónica.

Se estima que en España, una empresa mediana necesita hacer unos 9 pagos, situándola al mismo nivel que otros países europeos como Alemania e Irlanda, y ligeramente por encima de la cantidad de pagos que debe efectuarse en Reino Unido y Francia, donde sólo hacen falta hacer 8 pagos al año.

¿Hay avances en carga tributaria?

En cuanto a la carga tributaria que enfrentan las empresas de tamaño medio, se puede decir que el total de impuestos que se pagan en España, como los Impuestos de Sociedades, Cotizaciones, IVA y otros, están en torno al 50%, mientras que en el resto del mundo están en torno al 40,8%. A pesar que los impuestos continúan siendo altos, de a poco han ido bajando, si consideramos que en el año 2013 se pagaban 8 puntos más.

impuestos

Poco a poco, las cosas van evolucionando en materia fiscal, aunque todavía falta mucho por agilizar y avanzar en reformas que vayan incorporando los gravámenes que deben tener los contratos de tiempo parcial y el autoempleo.  Con todo esto, si pensabas que ocupabas demasiado tiempo en Hacienda, puedes ver que comparado a otros países, estamos con la mejor media de tiempo.

¿Por qué pueden cerrar algunas pymes?

Hay muchas razones por las que una pequeña empresas tiene que llegar a cerrarse. Una gran cantidad de pymes que nacen y mueren tan rápido, que no alcanzamos a dimensionar los motivos subyacentes, no obstante, para eso tenemos aquí un análisis más profundo de causas, debido a que la alta tasa de muerte de las pymes en buena parte se debe, no a que sean malos negocios en sí mismos, sino a que tienen detrás de ellos, un mal equipo gestor.

cierre

Por este motivo, nunca debes asustarte (si tu intención en emprender) con las alarmantes cifras que indican que las pymes en su mayoría, cierran apenas abren. Todo tiene su razón de ser, y aquí veremos esos motivos de los que nadie habla.

Las razones tras el cierre de las pymes

1. Se inició el negocio con motivaciones equivocadas:

Cuando se inicia un negocio con el único afán de hacer dinero, o con el propósito de no trabajar más, o de no rendirle cuentas a nadie, entonces tienen que pensar en la posibilidad de fracasar.

Por otro lado, los negocios con mayores posibilidades de tener éxito, son los que se inician motivados en la pasión por el sector, basando los cimientos del negocio en un estudio de mercado que permita ver que se está satisfaciendo una necesidad real del mercado.

Hay más probabilidades de éxito cuando se está en buen estado físico y se tiene la resistencia mental necesaria para soportar los desafíos potenciales. La salud a menudo se pasa por alto, siendo este un motivo de cierre muy común.

Las pymes tienen más posibilidades de vivir si hay un equipo emprendedor con decisión y determinación a seguir adelante, aprendiéndose de los errores, y haciéndose cargo de soluciones creativas e inteligentes.

2. Mala gestión:

Otra de las principales razones de por qué cierran las pymes, es porque tienen una mala gestión en materias relevantes para el buen funcionamiento del negocio, tales como finanzas, compra, venta y contratación de empleados.

El análisis deficiente de todas las áreas del negocio es necesario para detener la caída, ya que organizar, planificar y controlar todas las actividades operativas es algo que no todos los empresarios hacen, viéndose obligados a cerrar. A los clientes y proveedores se les debe analizar continuamente.

Además, un gerente exitoso debe crear un clima de trabajo que fomente la productividad, y debe tener la habilidad de contratar personas competentes.

3. Capital insuficiente:

Otra causa muy común para el cierre de las pymes, es haber subestimado las necesidades de capital y sus fuentes de obtención desde el inicio. Todo esto se puede prever desde el inicio cuando se elabora un plan de negocios, pero si este es deficiente, no logrará plasmar alternativas de financiamiento para el caso que haga falta inyectar más capital.

4. La ubicación:

El lugar donde esté ubicado el negocio, puede explicar hasta el 50% de su éxito. Debe analizarse las condiciones de acceso, de permanencia y seguridad de los clientes al negocio. Si algo de esto falla, hay altas probabilidades que los clientes prefieran irse a otro lugar, donde se sientan más cómodos.

Muchas pymes fallan al prever estas condiciones, centrándose netamente en lo operativo, sin mirar lo que están haciendo los competidores, y cómo lo están haciendo de modo global, de modo que puedan superarlo en uno o varios aspectos.

5. Planificación metódica:

Cualquier persona que haya estado a cargo de un gran evento exitoso, sabe que si no fuera por una planificación cuidadosa y estratégica, el éxito no hubiera sido posible. Es lo mismo en la empresa, y una planificación descuidada en cualquier área clave, como el marketing, las proyecciones financieras, el análisis de la competencia y de los productos, entre otros, hacen fracasar cualquier emprendimiento.

planificacion

6.  Expansión exagerada:

Crecer en exceso en un corto periodo de tiempo, es motivo de fracaso para muchas pymes, que creen que mientras más grandes comiencen, mejor, pero lo cierto es que no siempre es así, y hay que analizar cuidadosamente las fortalezas y debilidades del negocio antes de lanzarse en una expansión, ya que todas las razones citadas anteriormente salen a flote multiplicadas por cien cada vez que te expandes.

Muchas pymes cierran cuando han comenzado a crecer justamente porque comienzan a potenciarse las debilidades internas, que tienen que ver con la gestión, el capital y los recursos clave para mantener la ventaja competitiva.

 

 

¿Necesitas un código de vestir en tu empresa? Cinco consejos para crearlo

En algunas empresas, el código de vestir es una necesidad para la salud y seguridad de las personas. Podemos ver por ejemplo, el caso de los bomberos, que tienen que tener su equipo de protección, o los médicos, que deben ir con su delantal cada vez que interactúan con sus pacientes.

dress-code

Hay empresas donde es necesario llevar uniforme a fin que el público reconozca rápido y fácil a los empleados. Este es el caso, por ejemplo, de los agentes de policía o asistentes de vuelo. Siempre que se está de cara al cliente, es necesario proyectar una imagen de profesionalismo y seriedad, aún así, en muchas empresas el código de vestir es una zona gris.

Consejos para crear un código de vestir

1. Tener clara la intención del código de vestir

Antes de crear un código de vestimenta, hay que tener claro que el objetivo del código de vestir es crear una buena impresión de la compañía entre los empleados, clientes y socios de negocios. Un buen parámetro para elegir el código de vestir es observar lo que están haciendo los competidores en este sentido.

Cuando se elabora un código de vestir, hay que tener claro lo que es apropiado para tu negocio. Por ejemplo, prohibir la ropa excesivamente casual o reveladora, desalentando el uso exagerado de joyas, vello facial, piercings, colores de pelo extraños o tatuajes. Todos estos requisitos se deben especificar en el manual del empleado, que se entrega el primer día de trabajo.

Es deseable que en el manual se indique algunas sugerencias de qué tipo de ropa es inapropiada para el trabajo, como por ejemplo, pantalones cortos, sandalias o camisetas sin mangas.

2. No ofender ni discriminar

Hay que asegurarse que el código de vestir no ofenda ni discrimine por creencias religiosas o cosas similares. No hay que crear códigos de vestir que separen a las personas por sexo. El código de vestir debe ser revisado por el asesor legal de la compañía, de modo que todos los empleados se puedan adaptar a este.

3. Establecer sanciones claras

Si los empleados violan los códigos de vestir de la compañía, deben saber a que atenerse. En caso de producirse esa situación, lo mejor es hablar directamente con el empleado y explicarle que está incurriendo en una falta. Cuando hay una falta al código de vestir por parte de un empleado, se puede decidir enviar al empleado de regreso a su casa para que se cambie de ropa.

4. Las reglas de vestir para los ejecutivos de negocios

Los altos ejecutivos siempre tendrán que vestir con el máximo de formalidad, ya que son profesionales que están siempre de cara al público, o interactuando con ejecutivos de otras empresas.

Por lo general, a los altos ejecutivos se les exige trajes de vestir en un color sólido, llevar un corte de pelo formal y ordenado, zapatos cerrados y de tacón en el caso de las mujeres, uñas bien pulidas, y en color neutro para las mujeres, y medias de preferencia en colores oscuros.

Las mujeres en ningún caso pueden llevar una falda corta. Como máximo, una falda debe llegar dos dedos por encima de la rodilla.

codigo

5. Las reglas de vestir de los administrativos

Los empleados administrativos tienen que vestirse de forma ordenada, conservadora y tradicional. Un traje de dos piezas, tanto para los hombres como para las mujeres estará bien.

Cuando el código de vestimenta permita llevar ropa casual o informal, se debe establecer también la cantidad máxima de colores que podrán llevar los empleados y la intensidad de los mismos, ya que no es lo mismo ir vestidos de colores neutros, que de colores brillantes.

¿Necesitas una App para tu negocio?

En la actualidad casi todas las grandes empresas tienen su propia App, y las empresas más pequeñas también se han sumado a la tendencia móvil, entendiendo que estar en los móviles de los consumidores, es mucho más eficaz que un sitio web.

aplicaciones

Veámos cuáles son los beneficios de tener una aplicación móvil para tu negocio, que justifican si debes tener o no una App.

Las ventajas de tener tu App

1.  Eres visible en todo momento

Según algunas estadisticas, las personas gastan un promedio de 2 horas en su móvil.  Estar en las manos, y siempre visible para tus clientes, es siempre una ventaja para tu empresa, ya que el inconsciente graba cada imagen y texto (de ahí la importancia de cuidar el diseño de la aplicación).

2. Creas un canal de comercialización directo

Las App sirven para muchas cosas que son funcionales para tus clientes, entre ellas entregar información general, importes, formularios de reserva, funciones de búsqueda, cuentas de usuario, mensajeros, canales de noticias y mucho más.

Lo más ventajoso de tener tu propia App es que toda la información que deseas ofrecer a tus clientes, incluyendo las ofertas y promociones, la dejas siempre a su alcance.

3. Proporcionas valor a tus clientes

Puedes crear programas de fidelidad para tus clientes y conseguir muchos más clientes a través de tu aplicación móvil. Adicionalmente puedes crear una lealtad hacia tu marca, ya que si al cliente le gustó contratar algo contigo a través de la App una vez, lo más seguro es que vuelva a hacerlo considerando lo fácil que es contactar con tu empresa.

4. Construyes tu marca

Las aplicaciones móviles ayudan a crear conocimiento de marca. Pero debes tener en cuenta 2 cosas si te quieres mostrar como un ganador a través de una App: lo primero es que la aplicación móvil es como tu lienzo en blanco y debes aprovecharla para transmitir una imagen elegante, funcional, impactante o informativa. Lo verdaderamente importante es que tu aplicación tenga un buen diseño y que éste transmita las emociones que quieres entregar a tus clientes. Por otra parte, mientras más clientes interactúen con tu aplicación, más posibilidades tienes que te compren tu producto o servicio.

5. Mejoras la comunicación con tus clientes

No importa si vendes flores o servicios de belleza, tus clientes necesitan comunicarse contigo. Si tienes una función de mensajería dentro de la aplicación, puedes ir marcando una diferencia en la manera de comunicarte con tus clientes. Imagina lo que es reservar en tu restaurante favorito con menos de 5 clics. Si todos los restaurantes hicieran sus reservas de ese modo, los clientes estarían muy agradecidos.

Apps

6. Entras a competir con los grandes

Las pequeñas empresas se van sumando de a poco a la tendencia móvil, y en la medida que lo hacen se dan cuenta que comienzan a mostrarse como una gran empresa frente a sus clientes, ganando en imagen y servicio.

Después de conocer todos estos beneficios, ¿todavía crees que debes tener una aplicación móvil?. Si tu empresa es de las que puede obtener más clientes y rentabilidad estando más presente y cercano al mercado objetivo, entonces no hay ninguna duda que una App es necesaria.

¿Deberías llevar tu negocio a la red?

Con la rápida caída de la economía mundial, muchas empresas con oficinas convencionales, en edificios convencionales se preguntan hoy ¿será conveniente estar en línea?.

negocio-en-red

Hace años estamos viendo que las empresas que no están en internet corren peligro de extinguirse, aunque suene exagerado, y esto lo sustenta el inmenso crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico, que es de casi un 25% por año. Casi el 80% de las pymes con presencia online, llegan a nuevos clientes y incrementan sus ventas y rentabilidad.  Actualmente las pymes están generando una cuarta parte de sus ingresos, con los negocios que se inician en línea.

Si todo esto no es suficiente para decidirte a subir tu negocio a la red, entonces lee las siguientes razones por las cuales deberías considerarlo.

1. Internet es la nueva economía

Por su explosivo crecimiento cada año, internet permite que empresas muy pequeñas se conviertan en gigantes cuando ingresan a la red, ya que llegan a mercados enormes si se focalizan en una estrategia de marketing.

A través de internet, hacer negocios se ha hecho más fácil que nunca, y es un canal de compra y venta que te acerca a tus clientes potenciales, mucho más que tu tienda física.

2. Consolida tu imagen

Las empresas con presencia en internet, pueden consolidar su imagen corporativa, de un modo mucho más sencillo, ya que hoy en día casi todas las empresas importantes se han hecho un espacio en la web, y un buen sitio corporativo, fortalece sin duda tu imagen como compañía.

3. Mejor soporte al cliente

Mantener y fidelizar a los clientes es un factor clave de la cadena de valor de un negocio. Con internet esta labor se hace más fácil y eficaz, ya que se puede atender a los clientes de un modo más rápido, incrementando su satisfacción con tu empresa.

Con un sitio web, pueden mantener actualizados a tus clientes acerca de tus productos o servicios, ya que todos los cambios en tus productos los puedes ir actualizando a través de tu web.

4. Bajas costos

A través de internet puedes gestionar tu negocio incurriendo en menos costos que si no estuvieras. Cuando adoptas soluciones de comercio electrónico, puedes bajar tus costos de administración hasta en un 30% anual.

5. Haces negocios 24/7

Cuando estás en la red, puedes seguir haciendo ventas independiente de la hora que sea.

6. El bajo costo de estar en línea

Tener un sitio web no requiere de una gran inversión, y hay muchas herramientas de bajo costo para crear sitios web desde cero. Muchos portales de negocios ofrecen el servicio de construir y administrar tu propio sitio a cambio de pagar un pequeño importe cada mes.

internet

7. Actor global

Cuando subes tu empresa a internet, automáticamente te conviertes en un actor global, y no tienes que invertir una gran cantidad de dinero para lograrlo.

Estando en la red, puedes acceder a miles de mercados y miles de clientes potenciales alrededor de todo el mundo. Para que tu sitio web sea exitoso, hay que seguir una estrategia que agregue valor a tus clientes, y implementarla es mucho más fácil y económico de lo que crees. Además, los costos de marketing y comercialización los puedes bajar casi a cero cuando inviertes en un sitio web apto para realizar comercio electrónico.

Qué son los minijob

Los minijob aparecieron por primera vez en el año 2003 en Alemania. Los minijob son empleos en los que puedes trabajar menos horas de las que normalmente se exige trabajar en una empresa, y también  ganas menos de lo que por ley hoy en día se obliga a pagar a las empresas como salario mínimo. Esto significa que en un minijob puedes ganar menos de 450 € al mes.

Mini job

En Alemania, todo funcionaba bien con los minijob hasta que entró en vigencia la ley del salario mínimo, que recortó más de 300.000  puestos de trabajo durante el año pasado. En España los minijob todavía no están regulados, aunque se establece que para los trabajos de tiempo parcial, que son los que más se le asemejan, se puede trabajar como máximo 15 horas semanales y el salario puede llegar a ser como base, de unos 241 € al mes (menos que un minijob).

La realidad que esconde un minijob

Los minijob permiten ganar alrededor de 400 -450 € al mes, y no tienen las mismas ventajas y beneficios de los puestos de trabajo que ofrecen las empresas con empleados dependientes, y así podemos ver que por ejemplo, que los trabajadores no tienen ni siquiera un contrato de trabajo. Como ventaja un minijob no paga impuestos, y un 15% de ese salario va destinado a un plan de pensiones, un 13% a seguridad social y un 2% a Hacienda.

Lo que se cuestiona es la precariedad de este tipo de empleo, ya que la pensión de alguien que se ha desempeñado en un minijob durante toda su vida,  nunca será más de 150 € al mes, lo cual permite imaginar lo difícil que sería sustentarse.

Los defensores de los minijob dicen que es un tipo de trabajo muy flexible, que sirve a los jubilados, que los ejercen para complementar sus bajas pensiones y sirve de igual modo a los estudiantes, sin contar con las dueñas de casa, que son las que en su mayoría (un 60%) han tomado este tipo de trabajo. Además, con las actuales tasas de paro y abandono escolar, se ha visto que uno de cada cuatro jóvenes está aceptando por obligación estos minijobs, dado que no existen otras alternativas de empleo para ellos, y encontrar un trabajo estable les toma, en promedio, 2 años.

El futuro de los minijob

Aunque aparezcan leyes y normas nuevas para intentar regular los miniempleos, todo apunta a que este tipo de trabajo aumentará y seguirá creciendo en España, dadas las altas cifras de desempleo, que han empujado a las personas a aceptar trabajos donde al menos se pueda obtener el dinero suficiente para el sustento básico.

minijob

El problema de la proliferación de los minijob, es que las empresas pueden comenzar a  hacer un uso indiscriminado de esta modalidad de trabajo, incentivando la generación de un empleo precario en toda la sociedad. Por contraparte, los minijob sirven para complementar salarios ganados dentro de un trabajo normal, realizado dentro de un horario de trabajo dependiente, y así se puede ver que hay un potencial interesante para incrementar un salario convencional.

¿Cuáles son las claves de la reforma de pensiones?

El sistema de pensiones en España, así tal como está solo va hacia el colapso hacia el año 2020, por ello, el gobierno, presionado por la Comisión Europea trabajó en implementar una reforma que permita en el largo plazo, garantizar la pensión (no tan robusta como la actual) de todos los ciudadanos.

Reforma_pensiones

Entre las razones por las cuales el sistema de pensiones va hacia el colapso, son la crisis económica que está consumiendo el Fondo de Reserva con las prestaciones sociales, la alta tasa de paro y el aumento de esperanza de vida de las personas.

La consecuencias de la reforma 2011 y 2013 en los futuros pensionistas

Con la reforma de pensiones implantada el año 2011, se está produciendo una rebaja media de la pensión vitalicia que bordeará el 20% y esto, sumado al efecto de la reforma de pensiones del año 2013, hará que bajen adicionalmente otro 15%, lo que significa para los futuros pensionistas, cobrar un 35% menos de lo que cobran los actuales pensionistas, ya que las reformas rebajan las pensiones, rebajan la cantidad de años durante la cual se podrán cobrar y no inyectan ningún tipo de recurso extra al sistema.

Aunque hay varias propuestas para hacer que el sistema de pensiones continúe funcionando y cubra solidariamente a todas las personas que las necesiten, con un modelo social que trabaje en función del gasto y no de los ingresos, lo cierto es que con la actual reforma el sistema en el corto plazo se verá aún más sobrecalentado, ya que se estimula la jubilación anticipada de los sectores con menos ingresos y no existe un tope para cotizar en aquellos que ganan por sobre los 3.600 euros/mes.

Todo esto sin considerar que independiente de cuanto hayas cotizado en tu vida, no hay garantía de un nivel pensión. Sólo se sabe que habrá una pensión que al parecer será más cercana al mínimo para todos, independiente de cuanto y cuantos años hayan cotizado.

El Estado, lo que demuestra con esta reforma, es que se ha desentendido de su responsabilidad y deber de garantizar el bienestar de la población.

Los nuevos factores para el cálculo de las pensiones

Todo esto, sin considerar que a partir del 2019 se sumarán dos nuevos factores para calcular las pensiones, que será el Factor de Equidad Intergeneracional (FEI) y el Factor de Revalorización Anual (FRA).

A partir del año 2019, habrá que cumplir con los requisitos de edad, años cotizados y cuantía de fondos más estos otros dos factores para poder acceder a una pensión.

Sumar estos dos nuevos factores a la reforma de pensiones, significa que bajarán hasta en un 5% de la pensión inicial, cada 10 años. Todo esto sin contar con que este factor se irá revisando cada 5 años según la evolución de la esperanza de vida.

El Factor de Revalorización Anual se encargará de ir revalorizando las pensiones en función del comportamiento que vayan mostrando las arcas públicas. Esto quiere decir que las pensiones subirán sólo si se incrementan los ingresos del sistema público por sobre la tasa de crecimiento de las pensiones.

Aunque pudiera pensarse que los ingresos en algún momento de auge de la economía pueden aumentar, lo cierto es que la cantidad de pensionados también va aumentando, y la esperanza de vida de los que ya están pensionándose también aumenta, lo cual hace que el sistema en sí ya sea insostenible si no es modelado en función de un objetivo social.

pensiones

Todo esto sin contar con que la vida laboral será cada vez más larga, para financiar un fondo de pensiones que nadie sabe si alcanzará para todos en el futuro. Claramente faltó incorporar un modelo de generación de ingresos por otras vías para financiar el sistema de pensiones, y así no tener que acudir sólo a rebajas de pensiones y de años, aplicándose fórmulas que sólo hacen bajar el bienestar de los pensionados.

¿Cómo saber si mi negocio funciona o voy a tener que cerrar?

Tomar la decisión de cerrar tu negocio nunca será fácil, así sea que lleves unos pocos meses de estreno, o lleves años trabajando en él. Para muchos, cerrar su empresa es sinónimo de fracaso personal, y se toman un asunto de empresa, como si fuera algo personal, dejando que el orgullo mande sobre los asuntos donde sólo debiera mandar el criterio de empresa.

cierre de negocio

Aplicar cabeza fría al análisis de la situación, previo a cerrar tu negocio, es algo indispensable y necesario, que te dará la posibilidad de salir con una experiencia fuerte y en mejor pie para comenzar otra empresa. Aquí te daremos algunos consejos para poder analizar tu situación actual y saber si tomar la decisión de cerrar o no.

Los síntomas que predicen el cierre de tu negocio

No existe una única razón para cerrar un negocio, sino que son una serie de factores que se juntan y hacen que la situación se vuelva insostenible.  Aquí te daremos una pequeña guía para que puedas identificar más fácilmente los síntomas que predicen el comienzo del fin de tu empresa.

Desmotivación personal: Cuando aparece la desmotivación tienes que detenerte a pensar si acaso deseas pasarlo así el resto de tu vida, o si ya llegó la hora de emprender un nuevo rumbo. En tal caso, ya hay que ir planificando el plan de salida, y este no necesariamente debe implicar cerrar tu negocio, ya que si está funcionando bien, puedes traspasar los derechos y alquilarlo, por ejemplo. Siempre habrá alternativas para que puedas seguir ganando y a la vez te puedas desprender de la responsabilidad que implica estar administrando tu negocio de modo personal.

Demasiadas pérdidas: Si llevas más de 6 meses perdiendo dinero, y no se ve que la situación financiera y de mercado vaya a cambiar en el corto plazo, puede que sea hora de cerrar y parar las pérdidas, antes que los costos sean mayores.

Cambios del mercado: Cuando el mercado objetivo cambio de gustos y preferencias, tienes que ir a la par, cambiando con tu mercado de modo dinámico, en caso contrario estás condenado a morir en la obsolescencia.

La decisión de cerrar

Si producto de tu análisis numérico, las proyecciones de los estudios de mercado y lo que deseas hacer con tu vida, ves que no hay muchas posibilidades de sobrevivencia, entonces debes cerrar.

Los costos de salirse a tiempo de un mal negocio, siempre serán más bajos que los costos de salirse tarde.

El proceso de cierre

Para poner fin a todos los asuntos financieros y legales de tu empresa, tal vez debas contratar una asesoría, pero en la mayoría de los casos, los emprendedores tienen la suficiente preparación para saber cómo efectuar estos trámites, entre los que están el diluir la sociedad.

Algunos de los trámites inevitables que tendrás que hacer son:

Liquidar todo: Como siempre hay gastos corrientes en las empresas, al momento de cerrar tendrás que liquidar todos los asuntos endientes, como salarios, pagos a proveedores, venta de bienes, etc. Todo trámite que esté a medias, deberá completarse para cerrar bien.

Extinción: En el caso de los autónomos, darse de baja es muy simple, sólo tienen que darse de baja del Régimen General de los Trabajadores Autónomos, comunicarlo a Seguridad Social y Hacienda.

En el caso de las empresas, se debe cancelar el registro de la sociedad en el registro Público o de Comercio, o en el Registro Público de la Propiedad.

negocio-cierre

Preparándote para volver a empezar

Cuando ya estés con tu negocio cerrado, lo más recomendable es que te des un tiempo para reflexionar acerca de tus sueños de futuro. Antes de volver a emprender, te aconsejamos algunas cosas.

Analizar las causas del cierre: Tu experiencia pasada te ayudará a no cometer los mismos errores en un nuevo negocio. Plasma todo lo aprendido en tu plan de negocios, y que el plan de contingencias ante las dificultades esté siempre disponible.

Re comenzar: Todos los emprendedores saben que llega un minuto en que se debe recomenzar con todo. Cuando ya te sientas preparado, vuelve al mercado y aprovecha todo lo aprendido. ¿O alguien cree que la experiencia es gratis?.

¿Compensa retener al empleado en la oficina?

Con la actual crisis se ha visto agudizado el fenómeno de las horas extra sin paga en las empresas españolas, aunque es una mala practica muy generalizada, sobre todo en las pymes, que evalúa mejor a aquellos empleados que se quedan horas adicionales a las de su trabajo normal, aunque vaya en desmedro de la vida personal de ese mismo empleado.

agotamiento

Cada vez son más los empleados que se van quedando horas extras en su trabajo, por miedo a perder su empleo, y tratar de justificar que son necesarios. Aunque se crea que trabajar más horas puede hacer que una persona produzca más, lo que han demostrado los estudios es que las personas tienen límites de productividad, y mientras más desgaste físico y psíquico tenga, menos produce. El descanso es necesario y eso ya de ningún modo se puede negar.

Los factores que retienen a un empleado en la oficina

A veces los empleadores quieren sacar más y más trabajo de sus empleados, sin pensar que los están desmotivando, y con ello, lo más probable es que consigan enfermar a esa persona, empeorarle la calidad de vida personal y hacerla renunciar a su trabajo en el mejor de los casos, ya que la mayor parte de las veces sólo extienden licencias médicas que terminan generando más y más pérdidas a las mismas empresas que ejercen estas malas prácticas.

Las pymes son las empresas que mas incurren en este error, debido al desconocimiento que existe en temas de administración de recursos humanos, manteniéndose el foco solamente en rentabilizar al máximo los recursos.

Cuando un empleado no está logrando absorber dentro de su jornada laboral todo el trabajo, lo más probable es que esté haciendo falta contratar a más personas. No se puede pretender cargar toda la carga sólo en un par de hombros. Pero esto pocos lo entienden.

Las políticas de retención de empleados valiosos

Las grandes empresas tienen políticas de desarrollo del recurso humano, en las cuales identifican los factores que motivan a un empleado a seguir trabajando con ellos. Entre estos factores, podemos señalar los siguientes:

Pertenencia: Cuando la empresa está bien posicionada socialmente, el empleado se siente orgulloso de trabajar en ella, ya que se tiene la sensación de estar trabajando en una empresa responsable y bien gestionada donde se tiene un trato justo.

Salario: El salario no se reduce sólo a lo monetario. También están las gratificaciones emocionales, las posibilidades de hacer crecer a los empleados junto a la compañía y ilusionarlo a crecer en conjunto en ese mismo camino.

motivacion-trabajo

Trabajo desafiante: Un trabajo interesante, hace que las personas deseen seguir trabajando en ese lugar, por una parte porque se sienten valoradas, y por otra, porque sólo por medio de un trabajo estimulante, pueden aprender más y ser más competentes profesionalmente.

Valoración: Que el empleado se sienta valorado es uno de los factores que hace que se mantenga cautivo en la empresa. El sentimiento de eficacia y competencia, debe provenir principalmente de las jefaturas, más que de los compañeros.

Jefe: Un buen jefe siempre podrá retener por largo tiempo a los mejores talentos. Sabrá gestionar y dirigir su recurso humano hacia las metas organizacionales, en tiempo y forma. Manteniéndolos motivados.

Con todo esto, ¿creen que vale la pena retener a los empleados en la oficina?.

¿Cuántas trampas hacemos en los gastos de empresa?

Cualquier falla en un modelo de gestión puede ser aprovechado para sacar beneficios por las empresas y empleados que no tienen problemas en engañar a Hacienda imputando sus gastos personales a la empresa, cuando estos no tienen nada que ver con la naturaleza del negocio. Las malas prácticas empresariales son casi una institución que mueve millones de euros. Así es como vemos emblemáticos casos de sobresueldos o por  gastos por servicios que nunca se realizaron.

fisco

¿Cuáles son las malas prácticas mas comunes?

Los inspectores de Hacienda nos dan testimonio de algunos casos que causan risa incluso, por lo burdos que pueden llegar a ser. Pero aún así se continúan practicando. Algunas de estas malas practicas en las empresas son:

Gastos de representación: Comidas en lujosos hoteles, viajes y invitaciones numerosas en fechas y lugares donde curiosamente se efectúa un evento navideño, por ejemplo, son casos que aparecen una y otra vez y hacen que Hacienda cuestione qué tiene que ver la fuerza de venta o los albañiles con esos gastos.

Facturas falsas: No son pocas las empresas que se consiguen facturas para rebajar gastos por pago de impuestos. Pero cometen errores tan burdos como imputar gastos exactamente iguales, duplicados en dos lugares diferentes, y donde supuestamente participaron las mismas personas.

Errores administrativos: Por desconocimiento de la ley y por la razón que sea, son muchas las empresas que cometen el error de presentar tickets para demostrar gastos, cuando el único documento válido para hacerlo es la factura donde aparezca el NIF y todos los datos identificatorios de la empresa. El problema es cuando este “error” se repite una y otra vez, en un intento estéril de hacer pasar tickets en lugar de facturas.

Inconsistencias: Facturar por 10.000 euros y mostrar gastos por esa misma cantidad o incluso más, puede ser sospechoso para un inspector fiscal, a menos que estés invirtiendo en la empresa. Hay que tener cuidado con estos errores.

Facturas en formato inválido: Muchos creen que basta con imprimir las facturas que llegan en PDF a la empresa, pero resulta ser que las únicas facturas válidas ante Hacienda, son aquellas que tienen una autenticación electrónica.

empresa

Gastos en fiestas: Las empresas o profesionales autónomos que presentan facturas de hoteles, viajes, comidas y entretención que calzan justo en los fines de semana, pierden su tiempo ya que en la mayoría de los casos son identificadas como un fraude.

Coches: Los coches para uso laboral no pueden ser utilizados para uso personal, pero muchos se olvidan de esta ley, y hacen uso de un coche empresa para fines particulares. Ante esta situación, reducir impuestos y gastos no es posible.

Falsa publicidad: Si se les ha ocurrido la idea de poner publicidad empresa en el coche, puede que tengan que demostrar que el uso del coche es efectivamente para uso de la empresa.

Ahora que ya saben cuales son las malas prácticas más comunes, efectuadas por pymes y autónomos, ¿tienes alguna otra que nos puedas contar?. Puede que no parezca grave hacer este tipo de fraude a Hacienda una y otra vez, pero en realidad si es algo muy grave, más aun considerando que estas malas practicas las llevan a cabo al menos una tercera parte de los sujetos de impuestos.